La empresa distribuidora –encargada de pasar las lecturas del contador y la que emitirá la factura– solo tiene la obligación de realizar 2 lecturas reales por año, no obstante, suelen realizar alguna más, pero casi nunca las 12 son reales, por lo que muchas lecturas serán estimadas y tu consumo se regulará cuando se realice una lectura real. Por ejemplo, si un mes cierras el negocio por vacaciones y recibes una factura como si hubiera estado abierto, ésta es la razón.