En un máximo de 30 días, a partir de que dispongamos de toda la documentación necesaria para tramitar el contrato, por esta razón, todavía recibirás una o dos facturas más de tu anterior compañía. Nada que no pueda resolverse con un poco de paciencia.